De entre todas las cosas de las que tienes que acordarte para organizar tu fiesta de cumpleaños, ¿te has acordado de pensar también en tu ropa? ¿No sabes qué ponerte? Si es así, te voy a dar un consejo.

Para las mujeres

En primer lugar, recuerda que es tu existencia la que se celebra; la fiesta es tuya, y la ropa debe gustarte. Si no eres una chica interesada en la moda ni en los tacones de infarto, ¡no te preocupes! Sigue tu propio estilo: debes sentirte cómoda, no como un pez fuera del agua.

Si los vaqueros son más lo tuyo, recuerda que este tipo de pantalones también es adecuado para una fiesta, tal vez rematándolo con una blusa más elegante o a un suéter concreto (algo que está muy de moda en los últimos años son los que tienen cuentas: son cómodos, pero elegantes).

También puedes atreverte con unos tacones altos para darles ese punto extra a tus vaqueros, si te gustan: zapatos de tacón, sandalias, botas, todo depende de la estación del año y de tus gustos. ¿No te gustan los tacones? No te preocupes: puedes ir con zapatillas deportivos. Las adornadas con purpurina y brillos, ya sean claras u oscuras, están muy de moda.

Si te gustan los tacones altos y los vestidos, ¡deja volar la imaginación! También puedes atreverte con un vestido largo si la fiesta es en un lugar importante y con muchos invitados, o si has “impuesto” un código de vestimenta. Ten cuidado de no exagerar si quieres añadir un accesorio (pendientes, un collar, un bolso de mano): ¡la línea que separa lo elegante de lo kitsch es muy delgada!

Si va a usar tacones altos pero incómodos, recuerda llevar contigo unos zapatos más cómodos, especialmente si planeas que la noche también incluya baile. Puedes optar por unas bailarinas elegantes, o si quieres seguir llevando tacones, elige unos no tan bonitos pero sí más cómodos o bajos.

Para los hombres

La camisa es casi imprescindible para un hombre: es elegancia asegurada. Si quieres ir particularmente elegante, opta por un traje chaqueta y pantalones. Si eso no es lo tuyo, unos vaqueros, una camisa y una chaqueta también serán perfectos.

Otro modo de conseguir que una camisa y una chaqueta tengan un aspecto más informal (pero que siga siendo un conjunto elegante) es llevar zapatillas de deporte. ¡Elegancia asegurada, pero sin exagerar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *